lunes, 3 de diciembre de 2012

La tradición indígena de la “vacuna de la rana kambo”



Durante una de mis exploraciones en Amazonía, en el 2008, cuando llegué a un enigmático petroglifo en la selva del Río Tambo, los indígenas ashaninka me hablaron de una particular ceremonia útil para expulsar el espíritu negativo que a veces reside en el cuerpo de una persona. Se producen pequeñas heridas en los brazos o piernas del sujeto a curar y se les aplica secreciones de una rana (phyllomedusa bicolor, llamada también kambo).
Por lo general, quien se somete a este ritual siente después más resistencia a la fatiga, buen humor y una mayor capacidad de concentración.
Esta ceremonia no es exclusiva de los ashaninka, sino que es típica de muchos pueblos de la Amazonía, por ejemplo los matsés, marubos, culinas y kanamaris.
Para muchos de estos pueblos autóctonos, las sustancias contenidas en la rana, una vez inoculadas en el cuerpo del individuo, dan “buena suerte” tanto en la práctica de la caza como de la pesca, combaten la negatividad (llamada panema en lengua tupi), devuelven la calma, y con ella, el optimismo y la serenidad.
Las secreciones de la rana phyllomedusa bicolor son utilizadas también como vacuna contra las mordeduras de serpientes. Para algunas etnias, por ejemplo los kaxinawas, la phyllomedusa bicolor es considerada la “guía espiritual” de la preparación de la Banisteriopsis caapi, la planta que está a la base de la ayahuasca.
Los ashaninka del Río Tambo hacen un ritual especial.
Si una rana phyllomedusa bicolor croa en las cercanías de la casa, debe ser capturada, y al día siguiente debe realizarse la ceremonia aplicando las secreciones de la rana en pequeñas heridas hechas en los pulsos de la persona que la capturó.
Entre las sustancias de la rana phyllomedusa bicolor hay varios péptidos, o sea, moléculas formadas por la unión de varios aminoácidos. Sobre todo está la “dermorfina”, un poderoso analgésico, y la “deltorfina”, que sirve en el tratamiento de las isquemias cerebrales.
Según varios investigadores como Michael F. Schmidlehner, las sustancias contenidas al interior del cuerpo de esta rana resultan eficaces en el tratamiento del cáncer, sida, mal de Parkinson y depresión. Otro péptido presente en la rana es el “phillomedusin”, que actúa sobre el intestino humano repuliéndolo y desinfectándolo. Por tanto, el “phyllokinin” es un potente vasodilatador. Otros dos son el “caerulein” y el “sauvagine”, que disminuyen la presión arterial y aumentan la resistencia física.
A partir de 1980 se han desarrollado alrededor de veinte patentes internacionales que deberían explotar las propiedades medicinales de la rana phyllomedusa bicolor.
A manera de ejemplo, se reportan algunas:
Univ. Kentucky Res Found (USA): Protection against ischemia and reperfusion injury (2003) Method for treating ischemia (1999) Method for treating cytokine mediated hepatic injury (1999); Univ. Kentucky Res. Found & ZymoGenetics (USA): Method for treating cytokine mediated hepatic injury (2002); IAF BIOCHEM INT (CA): Dermorphin analogs, their methods of preparation, pharmaceutical compositions, and methods of therapeutic treatment using the same (1990).
Como puede verse, las cualidades contenidas dentro de esta rana son notables e importantes. Por desgracia, también en este caso, quienes se han aprovechado de la adquisición de patentes internacionales han sido empresas o universidades extranjeras que probablemente vendieron después el resultado de sus estudios a empresas multinacionales.
Estamos sólo al comienzo de los estudios que nos llevarán un día a entender las verdaderas potencialidades de las sustancias contenidas dentro del cuerpo de la rana phyllomedusa bicolor, pero muy probablemente estas propiedades serán una vez más utilizadas por empresas, que comúnmente no son suramericanas, con el fin de lucrarse y no con el objetivo de beneficiar a la humanidad.

YURI LEVERATTO
Copyright 2014

Traducido por Julia Escobar Villegas de Medellín, Colombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario