miércoles, 4 de enero de 2012

Los petroglifos de los Montes de María, herencia de los Zenúes






En la costa Caribe colombiana, más precisamente en los Montes de María, hay algunos sitios arqueológicos completamente desconocidos, pero muy importantes para el estudio profundo de los primeros habitantes de la zona, los cuales desarrollaron posteriormente la asombrosa cultura de los Zenúes.
Ya algunos análisis arqueológicos efectuados en el siglo pasado en Puerto Hormiga habían probado que algunos grupos de nativos se habían establecido allí alrededor del 3000 a.C., período al cual se remontan algunos pedazos de cerámica. Sin embargo, la terracota hallada en los Montes de María, la cual se exhibe en el museo de San Jacinto, se remonta al 4000 a.C. y es por consiguiente la más antigua de América.
Para llegar a los petroglifos de los Montes de María, una zona que lamentablemente fue escenario de frecuentes enfrentamientos armados en los años pasados y que sólo desde hace poco tiempo fue pacificada, hay que recorrer estrechos senderos y adentrarse en la espesa selva tropical, la cual, en un tiempo, probablemente se extendía en gran parte de la costa Caribe.
Se pueden observar tres petroglifos principales. El primero, situado en un afluente de la quebrada Rastro, ilustra algunos rostros, probablemente de caciques, o bien jefes espirituales y políticos del tiempo. El segundo y el tercero, más importantes, que se encuentran también en la quebrada Rastro, pero mucho más río abajo, en el municipio de San Juan Nepomuceno, muestran la imagen de 4 caras pertenecientes posiblemente a 4 jefes espirituales de la época de los Zenúes. En la parte superior de uno de ellos se ven otros 2 semblantes que, en mi opinión, ilustran a los antepasados de la persona representada. 
Se piensa que la cultura Zenú empezó a desarrollarse alrededor del segundo siglo antes de Cristo. Eran expertos en irrigación y en agricultura, y de hecho, construyeron canales que les permitían transportar el agua hasta los campos más lejanos de las quebradas, y a los cuales dieron la pendiente precisa, tanto así que muchos de ellos aún hoy se utilizan.
Según algunos lingüistas, el pueblo de los Zenúes tenía origen amazónico, puesto que hablaba una lengua del grupo Caribe. Por desgracia, nadie en el departamento de Córdoba habla ya esta lengua y por esta razón es muy difícil establecer con certeza el verdadero origen de los Zenúes.
No obstante, se sabe que eran artesanos expertos que fabricaban maravillosas cerámicas y espléndidos tejidos de algodón que intercambiaban con los pueblos vecinos.
A la llegada del terrible conquistador Pedro de Heredia, el pueblo de los Zenúes se dividía en tres reinos: Pancenú, Fincenú y Cenofana. Había tres centros principales: Mexion, Yapel y Fincenú. Este último era el lugar religioso más importante, donde se sepultaba a los caciques. Las tumbas se adoraban con oro y piedras preciosas, a los cuales los Zenúes no daban un valor intrínseco sino más bien espiritual, relacionado con la Divinidad principal, el Sol. En las tumbas se ponían joyas de oro magníficamente elaboradas, junto con armas y tejidos, con el fin de que acompañaran al difunto en su último viaje.
Lamentablemente, como ya lo había mencionado, esta cultura fue aniquilada por el cruel Pedro de Heredia, quien no sólo saqueó desvergonzadamente las tumbas Zenúes para apoderarse del oro sepultado, sino que torturó y mató vilmente a muchísimos nativos para que le dijeran dónde tenían escondido más oro. 
Al conquistador Pedro de Heredia se le guarda memoria con una estatua en Cartagena de Indias, pero poco se dice de su verdadera y cruel naturaleza de genocida de un pueblo pacífico y tranquilo como el Zenú.
Actualmente se descubrieron estos importantes petroglifos, herencia de la cultura Zenú, en los Montes de María.
Se espera que las autoridades locales organicen visitas guiadas y controladas a los sitios arqueológicos, para evitar perjudiciales y estúpidos vandalismos que estropearían para siempre los vestigios de antiguas culturas, las cuales deben ser valoradas y estudiadas.

YURI LEVERATTO
Copyright 2009

Para más información lee mi articulo sobre la civilización de los Zenúes 

1 comentario: